Martes 11/04/2013

VISIÓN CRÍTICA – ESTADO ACTUAL

Siempre había escuchado, desde mi más tierna infancia, que el dinero mejor gastado era en la educación, que era la mejor inversión de cara al futuro que una familia podía hacer.

Durante muchos años viví con este estribillo: “Estudia, Estudia, hazte una mujer de provecho”.

Entonces casi no existían las becas, si tenías dinero, podías estudiar una carrera, ser un “Hombre de provecho”, si no lo tenías, te dedicabas a entrar en una empresa de aprendiz o a  estudiar en las Escuelas Sindicales Profesionales.

Con el tiempo y la llegada de la democracia, fueron cambiando las cosas, se ampliaron las becas y todos los jóvenes con aptitudes comenzaron a estudiar en aquello que deseasen, entonces, se dejó de escuchar el machacón “Estribillo”.

Fueron años felices, todos tenían las mismas posibilidades de aprender, de labrarse un futuro de ayudar y ayudarse a colaborar en el Estado de Bienestar, en hacer de nuestro entorno una sociedad plural, con derechos y obligaciones y en donde el Estado velaba por la Sanidad, el trabajo y la Educación, los tres pilares fundamentales de cualquier sociedad.

Pero hoy después de muchos años, han empezado a cambiar las cosas para la clase trabajadora, que somos casi todos. El gobierno de este país, el nuestro nos conduce hacia una pérdida sistemática de derechos que todos considerábamos universales. Amparándose en la crisis y con una mayoría absoluta, conseguida en las urnas, mediante engaños y faltando a la verdad, (solo hay que volver a leer los panfletos de su campaña electoral), nos recortan y anulan derechos conseguidos tras años de luchas y manifestaciones civiles, aunque son buenos y nos dejan todas las obligaciones.

Están privatización poco a poco, la sanidad y la educación, fomentando los colegios y universidades católicas y privadas, recortando en todo el mundo de la enseñanza, la cultura y la ciencia, despidiendo a profesores y masificando el número de alumnos por clase.

Actualmente muchos jóvenes no han podido matricularse en la universidad por el aumento de tasas, el gran recorte en las becas ya la falta de trabajo.

Ante todo esto no hacemos nada, no hay movimiento de lucha, nos indignamos y luego pasamos, somos como los corderos, nuestra sociedad carece de energía, estamos abotargados, cada uno en su mundo. Todos los días hay que luchar, reclamar nuestros derechos, movilizarse, sentir los latidos de nuestro corazón y gritar, GRITAR alto, claro y fuerte, reclamar para conseguir lo nuestro, lo que nos están quitando poco a poco, sino volveremos al pasado.

¡Qué pena!

Abril 2013.

Pilar CLiment Corbin

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s